Muestra imagen de la ciudad de edeta

Historia de Edeta

La Edetania

Con una superficie aproximada de 8.545 kilómetros cuadrados la Edetania ocupaba el sur de la provincia de Castellón y las dos terceras partes septentrionales de la provincia de Valencia. Sus límites fueron al Norte el Río Mijares (Udiva), al Oeste las Sierras de Javalambre y Gúdar y el Valle del Río Cabriel, al Sur el Río Júcar (Sucro) y al Este el mar Mediterráneo. Aunque no todos los autores coinciden en cuáles fueron los límites norte y oeste.

Los principales autores clásicos que citan Edeta son Estrabón (s. I aC), Plinio (s. I) y Ptolomeo (s. II) Según Estrabón, geógrafo e historiador griego, el Ebro era el límite norte. Según Plinio el río Udiva (Mijares), y según Ptolomeo la actual Zaragoza sería edetana.

Ocupaba las actuales comarcas del Alto Mijares, La Plana Baixa, el Alto Palancia, los Serranos, el Camp de Turia, el Camp de Molvedre, la Hoya de Buñol, l'Horta Oest, l'Horta Sud, Valencia, la Ribera Alta, la Ribera Baixa y es probable que también la Plana de Utiel-Requena. Aunque algunos autores piensan que territorios como Kelin (Caudete de las Fuentes), no formaban ya parte de la Edetania.

Alrededor de la gran ciudad Edeta, situada en la actual montaña de San Miguel de Llíria, se ubicaba una serie de caseríos, villas y fortines vigía, como el Puntal dels Llops, el Castellet de Bernabé. la Cova Foradada, la Monravana o la Seña.

Las ciudades más importantes de la Edetania íbera fueron Edeta, como capital y centro administrativo del territorio, y Arse (Sagunto).

Inicios. La Edad del Bronce

Los yacimientos anteriores a la Edad del Bronce son escasos en la zona. En Edeta hay dos claros asentamientos del Bronce Pleno, (en la Torreta y en el Tossal del Sant Miquel). Podemos situar cronológicamente estos primeros asentamientos entre el 1.300 y el 1.000 aC. Al parecer durante este período existió ya una gran ciudad en el Cerro.

La Edeta íbera.

Muestra una ocupación ininterrumpida desde el siglo VII a.C. hasta época iberorromana, aunque es más conocido por el asentamiento Ibérico Pleno.

La Edeta íbera tuvo una gran extensión, entre las 10 y 15 hectáreas (esto es entre 100.000 y 150.000 metros cuadrados) ocupando toda la cima del Cerro de San Miguel, y a una altitud sobre el nivel del mar de 272 metros. Se cree que la Torreta, el Puntalet y el Collado de la Cova del Cavall, donde han sido encontrados restos íberos, no fueron habitados en época íbera, siendo su utilización distinta. Demás espolones y cerrillos que lo rodean quedaron sin ocupar.

El Puntal dels Llops

Es una de las torres vigía de la red defensiva de Edeta. Está totalmente excavada y puesta en valor. Se sitúa en Olocau en lo alto de la atalaya del "Colmenar viejo" a 435 metros de altitud sobre el nivel del mar. Desde su privilegiada ubicación se domina claramente el valle del Turia, el paso natural del barranco de Carraixet, la Sierra Calderona, el mar Mediterráneo y la ciudad central de Edeta. Está asentado sobre estructuras de la Edad del Bronce. Fechado en su etapa ibérica desde el siglo IV al II aC, está dividido en departamentos, algunos de dos pisos separados por una calle central. Las escaleras de piedra se sitúan en la calle. Se encontraron diversos objetos de culto, cerámicas de importación y aparejos de caballo lo que hace pensar en un aristócrata que gobernaría la atalaya como una unidad. Tratándose por tanto de una sólo vivienda con funciones vigía, de almacenaje, agrícola, ganadera y minera. En un asta de ciervo apareció las inscripción Nauiba. Es emocionante pensar que se trate quizás del último aristócrata que gobernó El Puntal dels Llops.

El Castellet de Bernabé

Se ubica en las estribaciones de la Sierra Calderona, alejado de la red de asentamientos iberos articulados alrededor de Edeta. No obstante forma parte del sistema en tanto que domina el paso natural que comunica más directamente la capital edetana con el Bajo Aragón y el Alto Valle del Palancia. Fue un caserío dedicado a la producción agrícola y ganadera. La estructura social divide Aristócratas y clientela (personas al servicio de los primeros). Y dentro de la Clientela también se divide en dos clases; la de nivel superior (capataces...) y la de nivel inferior. Su construcción se fecha hacia el s. V aC. y su destrucción a principios del s II aC.

Arse

La importancia histórica de esta ciudad edetana alcanza su máximo interés como detonante claro de la Segunda Guerra Púnica, entre cartagineses y romanos, en la que se vio involucrada toda la Edetania. Se vivió la tragedia del asedio y destrucción por parte de Aníbal.

La Edeta iberorromana.

Tras la etapa de esplendor del siglo III y principios del II aC. toda la comarca muestra un cambio en el modelo de población rural. Un primer rasgo de la supremacía económica de la costa sobre el interior es que Arse acuña moneda hacia el 225 aC. y Edeta no.

Hacia el año 175 aC la opulenta ciudad de Edeta sufrió una gran destrucción, incendio y saqueo del que difícilmente se pudo recuperar. Si bien es cierto que es posible que permanecieran algunas casas ocupadas. Es posible también que existiese, como se recoge en las Crónicas del Real Monasterio de San Miguel, un Templo o Santuario dedicado a la diosa Pales en la cima del cerro, y que subsistiese hasta la dominación romana. Esto explicaría los testimoniales restos de esta época encontrados en el cerro.

La destrucción de la Edeta íbera trajo consigo la de sus fortines defensivos (El Puntal dels Llops, Castellar de Casinos, Penya Roja, Castellar de Villar y Cerro Partido.)

Leira, la edeta romana

Ptolomeo cita la ciudad de Edeta - Leiria. Plinio cita a los edetanos, no como ciudadanos de la Edetania sino de la ciudad de Edeta, lo que demuestra que en el s. II dC. seguían manteniendo la conciencia de la antigua tribu. Mantendría los dos nombres, algo común como sucedía en Arse - Sagunto. Una lápida conmemorativa de la construcción de un templo dedicado a las Ninfas encontrada en el Parque de San Vicente de Llíria demuestra que los habitantes de la Edeta romana la seguían llamando Edeta también en el llano. En las inscripciones encontradas en Llíria sobre el ilustre Marcus Cornelius Nigrinus Curiatus Maternus no aparece la palabra Edeta pero sí, que procedía de la tribu Galeria, que era entre otras, la de los ciudadanos de Leiria.

En Tarragona se encontró una lápida dónde aparece el nombre de Edeta (S. I dC.) dedicada a Marco Valerio Propincuo Gracio Cereal, de la tribu Galeria, edetano, flamen de la Provincia de la Hispania Citerior

En resumen, la ciudad íbera del cerro se llamaría Edeta, y la ciudad romana del llano pasaría a llamarse Leiria, aunque mantendría el nombre antiguo de Edeta por el que era tan conocida, al igual que la "Regio Edetania" respetaba la toponimia y posiblemente el territorio antes ocupado por los edetanos.

La hipotética Lauro

La batalla de Lauro, es descrita en los textos clásicos (Apiano, Orosio, Plutarco, Floro y Frontio), y su destrucción por Sertorio en el año 76 aC así como la deportación de los supervivientes a Lusitania. La localización de Lauro no es precisa, pero no pocos historiadores la han situado en Edeta. Los textos clásicos la sitúan cerca de un río llamado Palancia y en un collado que domina la ciudad. (Pero podría no tratarse de mismo río Palancia actual que desemboca en Sagunto)

Domingo Fletcher, gran conocedor del mundo edetano, se apoyó en una cita del historiador clásico Orosio que hace mención al episodio de la deportación de los habitantes de Leiria, hechos prisioneros por Sertorio, a Lusitania donde fueron asentados en la ciudad de Colippo (Actualmente llamada Leiria). Y el descubrimiento en un departamento de Edeta de una moneda sertoriana corroboraría definitivamente que la ciudad del Cerro era la Lauro destruida por Sertorio en el 76 aC.

Dos argumentos arqueológicos apoyarían esta tesis. La ceca de Lauro y los vinos lauronenses. Pero parece que la ceca de Lauro podría situarse de forma más convincente en Llerona (Gerona) a la vista de los hallazgos. Y que Llíria fuese la productora de los vinos lauronenses elogiados por Plinio, no tiene una base consistente.

Una lápida aparecida en Sagunto en la que se lee la inscripción TAVACCALAVR fue leída por algunos historiadores como Tavaca Laur(onensis) lo que probaría que se estaba en la zona de Lauro. Sin embargo, puede leerse también (como está) y entonces sería tan sólo un nombre en íbero.

La propia investigación valenciana a partir de los años 70 se cuestiona la identificación de Lauro con Edeta.

En conclusión. No se puede afirmar identificación de Lauro con Leiria ni Edeta, ni negar de forma tajante.

NOMBRES ILUSTRES DE LA EDETA ROMANA

Marco Cornelius Nigrinus Curiatius Maternus

Conocemos la carrera de este personaje poco conocido por una única gran inscripción reconstituida a partir de tres fragmentos

Marco Cornelius Nigrinus Curiatius Maternus, perteneciente a la tribu Galeria, fue originario de Liria Edetanorum (Tarraconensis). Su familia, de origen indígena, recibió posiblemente el nombre de Cornelius y la Ciudadanía en tiempo de Augusto durante la promoción jurídica de su ciudad al estatuto de Municipium Civium Romanorum. Su padre, Marcus Cornelius Nigrinus habría casado con Curiatia Materna, que pudiera ser la hermana del orador Curiatius Maternus y en consecuencia sería el fruto de una alianza entre una familia indígena de Tarraconense y una familia de Bética de origen italiano

En el 68 fue llevado con su Legión a Britania. Durante los acontecimientos del año 69, (año de los cuatro emperadores) las dos legiones de Bretaña, el XIV Gemina y el XX Valeria Victrix parecen vacilar sobre la conducta que debe tenerse. Maternus, joven tribuno, comienza su carrera en el XIV Gemina y se distinguiría entonces por su clara posición adoptada en favor de los flavios. Una elección que más tarde le sería recompensada

Se ganó los favores de Vespasiano y Tito (emperadores flavios) que se manifiesta en forma de un adlectio, "adlectus inter praetorios" Año 73/74. Esta admisión al senado en la fila de los antiguos pretores le exime de pasar por los cargos inferiores y le permite ocupar sucesivamente tres cargos pretorianos

1. Se desconoce la naturaleza exacta de su primera función pretoriana 73 al 75

2. Detenta el puesto de legado, entre el 75 y el 78, de la Legio VIII Augusta en Germania superior

3. Por último, pasa directamente al Gobierno de Aquitania como pro praetore

Estas tres altas responsabilidades le abren rápidamente el consulado suffect que comparte con Sex. Carminius Vetus, de septiembre a octubre del 83, con el emperador Domiciano

En el 85, los Dacios, instalados en la región que corresponde hoy a Rumania, cruzan el Danubio, invaden Moesia cuyo gobernador Caius Oppius Sabinus es asesinado.

Una primera victoria romana se equilibra con el desastre de la destrucción de la Legio V Alaudae y la muerte de Cornelius Fuscus, prefecto del pretor. Ante este peligro que amenaza las fronteras del Imperio, Domiciano decide dividir Moesia en dos nuevas provincias. Designa dos "homines novi" de origen hispánico: Lucius Funisulanus Vettonianus (cónsul en 78), originario de Caesaraugusta para controlar Moesia superior y a Maternus para Moesia inferior que dirigirá del 86 a 89

En el 88, una segunda campaña, dirigida por Tettius Julianus consigue la victoria de Tapae. Maternus participa en las campañas de Domiciano y recibe una serie excepcional de condecoraciones militares "dona militari": ¡dos Coronae Murales, dos Coronae Vallares, dos Coronae Classicae, dos Coronae Aureae, ocho Hasta Purae y ocho Vexilla! Estas condecoraciones representan el doble de lo que puede esperar o soñar un senador de fila consular y hace de él uno de los cinco senadores más condecorados de toda la historia militar romana

Al final de su reinado , Domiciano coloca "hombres de confianza" a la cabeza de las provincias más importantes. Nombra a Maternus Gobernador de Siria

DIPLOMA MILITAR DE SIRIA

El emperador César Domiciano, hijo del divino Vespasiano, Augusto, Vencedor de los Germanos, Soberano Pontífice, investido con potesta de tribuno por XII vez, aclamado XXII veces Emperador, Cónsul por XVI vez, Censor perpetuo, Padre de la Patria, a los jinetes y a los soldados de infantería que sirven en los cuatro escuadrones de caballería (Alis) y las siete cohortes siguientes... [cita el nombre de las unidades ], encontrándose en Siria, bajo la orden de Marcus Cornelius Nigrinus que:

- consiguió 25 stipendia o más

- recibió el honor, "honesta missio".

- y los nombres que figuran a continuación

a ellos mismos, a sus niños y a sus descendientes, dio la ciudadanía romana y el derecho al matrimonio con las esposas que tuvieran en el momento en que se les confirió la ciudadanía, o para los que fueran solteros con las esposas que tomarán más tarde, a condición de que sea una mujer para un hombre.

Hecho el 10 de agosto de 93, bajo el consulado de Sextus Lusianus Proculianus y de Tito Avidius Quietus. A la primera cohorte de Ascalon (Palestina) que encarga Caius Coelius Montanus, hijo de Caius de la tribu Arniensis. Al soldado de infantería (un arquero a pie en comparación con los arqueros a caballo de esta cohorte) Maga hijo de Cleon, originario de Lycie. Transcrito y reconocido conforme a la tabla de bronce que se llenó de carteles, en Roma, sobre la pared detrás del templo de Augusto Divino y prados de Minerva" (prados de la estatua a Minerva seguramente).

Este título está fechado por la XII vez que tuvo Potestad de Tribuno Domiciano, concedida el día aniversario de su acceso al trono, el 14 de septiembre, al día cuarto antes del mes de agosto siguiente, o sea el 10 de agosto de 93

Desde el año 93 al 97, Maternus controla una de las provincias más ricas del Imperio como legado pro praetor consular y se hace cargo del potente ejército de Siria.

Cesa en sus funciones en el 97, cuando se produce la adopción de Trajano por Nerva, y no encontramos ya ningún rastro él. Su brillante carrera política parece detenerse allí. No lo conduce ni al proconsulado de áfrica ni al de Asia, aun cuando se superaba el intervalo de tiempo necesario después del consulado para serlo (14 años). Cosa igualmente curiosa, ni la correspondencia de Plinio, ni los relatos de Dion Cassius sobre las Guerras de los dacios (para las cuales se consteló de condecoraciones) mencionan su nombre. Ninguna dedicatoria en Roma informa de sus logros, ni da cuenta de su brillante carrera política y militar. No se recuerda su existencia. Todo pasa como si Maternus fuese víctima del "damnatio memoriae"

Solo conocemos la inscripción de Llíria, lejos, bien lejos del Urbs, (Roma) en su pequeña ciudad natal. Y aún, podría tratarse, como lo sugiere la ausencia de dedicatoria, de un homenaje privado emanado de particulares, familia, amigos o conciudadanos.

¿Por qué tanta injusticia hacia un hombre dotado de cualidades militares notables y que tuvo tal "curso honorum"? La respuesta se oculta probablemente en una carta de Plinio que informa a su amigo Quadratus de una sesión extremadamente tensa del Senado. Plinio interviene contra Publius Certus, prefecto del Aerarium... Su diatriba levanta la cólera de las unos y la inquietud de los otros.

En la carta Plinio asegura a Quadratus que le han advertido que tenga cuidado porque Publius Certus tiene amigos muy poderosos que pudieran llegar a ser emperador, y dice textualmente "uno que es comandante en Oriente de un poderoso ejército y de grandísima reputación"

Estamos en la primavera o al verano del año 97, Plinio nos habla, sin nombrarlo, de un aspirante al trono de emperador de Roma, que dispondría incluso como último argumento de un "orientem amplissimum exercitum"... Es necesario pensar en el potente ejército de Siria y en su gobernador, Marcus Cornelius Nigrinus Curiatius Maternus, militar experto nombrado para este puesto por Domiciano

Parece que en Roma existe un partido hispánico en las más altas esferas del Estado, capaz de presentar dos candidatos al Imperio: Maternus y Trajano

Pero Maternus era más viejo, de nobleza demasiado reciente, su familia no tenía el resplandor, ni la influencia de la de Trajano (cuyo padre fue gobernador de Siria). Trajano había desarrollado toda una red de apoyos, de relaciones estrechas con familias de origen hispano y familias italianas.

A partir de la adopción de Trajano por Nerva, Maternus desaparece. Su forzada jubilación, en su ciudad natal deja el campo libre y el Imperio a Marcus Ulpius Trajano, entonces gobernador de Germania superior, y ahora nuevo Emperador de Roma.

Marco Valerio Propincuo Gracio Cereal

En una lápida hallada en Tarragona se describe la carrera de M. Valerius Propinquus Grattius Cerealis que fue compatriota y coetáneo de Marcus Cornelius Nigrinus Curiatus Maternus:

A Marco Valerio Propincuo Gracio Cereal, hijo de Marco, de la tribu Galeria, edetano, flamen de la Hispania Citerior, que gozó de los honores de su ciudad, promovido por el emperador Tito al orden ecuestre, prefecto de los obreros dos veces, prefecto de la cohorte segunda Asturicense en la Germania, tribuno de la Legión V Macedónica en Mesia, prefecto del ala de los Frigios, igualmente prefecto del ala III de los Tracios en Siria, lo dedicó la provincia Hispania Citerior.

Arse - Saguntum

Hay diversas teorías sobre la dualidad Arse/Saguntum, que podemos recoger de la histografía; como que fue fundada por oriundos de Sacynto y Ardea, o que Arse era el nombre que le daban los edetanos y Saguntum los romanos... Pero un estudio riguroso y crítico sobre las diferentes fuentes sugieren, como cuenta Luis Sánchez González en "La Segunda Guerra Púnica en Valencia" otra interpretación.

Lo primero que hemos que tener en cuenta al abordar el estudio desde lo que nos indican los historiadores que vivieron de cerca, o con escasos años de diferencia, la Segunda Guerra Púnica, es que eran Romanos o Filoromanos por lo que no fueron seguramente objetivos. Polibio (200-118 aC) y Tito Livio (59 aC - 17) son los que aportan mayor información.

Hasta el Siglo III a.C. la Edetania íbera vive un periodo de esplendor con la ciudad Edeta como centro de una región próspera. Una de sus ciudades más importantes, Arse, sirve de puerto comercial a toda la región. Comerciantes fenicios y griegos que llevan años llegando a la costa de Arse se asientan en un puerto (Grau Vell) al que conocen como Saguntum. Generación tras generación va creciendo esta colonia de ricos "extranjeros" que también construirán sus casas en la ciudad de la que depende el Puerto: Arse. Así nos encontramos Arse, una ciudad Edetana con población íbera pero con un creciente grupo de extranjeros cuyo poder y riqueza es cada vez mayor. Esto explicaría por qué se conoce a Arse como Saguntum desde momentos tan tempranos y por qué se acuña moneda con los dos nombres.

Guerras Mundiales entre romanos y cartagineses.

A las Guerras Mundiales entre las principales potencias de occidente (Roma y Cartago) se las conoce como Guerras Púnicas (Púnicos es como se conoce a los Cartagineses).

Primera Guerra Púnica (264 - 241 a.C.)

Segunda Guerra Púnica (218 - 201 a.C.)

Tercera Guerra Púnica (149 - 146 a.C.)

Después de la Primera Guerra Púnica, que vence Roma, los cartagineses pierden las islas de Sicilia, Córcega y Cerdeña y tienen que abonar 200 talentos (unos 6000 kg de plata) en 20 años. En el 237 a.C. Amilcar Barca (padre de Aníbal, Asdrúbal y Magón) llega a Gadir (Cádiz), ciudad fenicia, con la idea de dominar Iberia y poder sacar rendimiento económico a este dominio.

Después de 9 años de luchas llegó a dominar una gran parte de Iberia. Murió durante el asedio a una ciudad íbera (Héliké; posiblemente Elche) en el año 228 a.C.

Le sucede como general su yerno Asdrúbal el Bello, casado con Magón, hija de Amílcar y hermana de Aníbal. Fue un general muy importante en Iberia a la que dominó seguramente más de lo que conocemos. Fundó la ciudad de Cartagonova actual Cartagena.

En el 226 a.C. Roma, temerosa por la expansión púnica en Ibera, firma con Asdrúbal el Bello (Cartago) el Tratado del Ebro por el que los cartagineses se comprometen a no cruzar el íberus (actual Ebro),limitando su área de influencia al sur de este río.

En el año 221 a.C. Asdrúbal es asesinado por el esclavo del rey celta Tago que vengó con este acto la muerte previa de su señor. Le sucede el general Aníbal Barca, elegido por el ejército.

Luchas de poder en Arse - Saguntum

Durante el tiempo que los generales Amílcar y Asdrúbal guiaron al ejército cartaginés en Iberia, se produjo, sin duda, una influencia política enorme sobre los pueblos íberos y, en el caso concreto que nos ocupa, sobre los edetanos. Es fácil pensar que en la ciudad de Arse - Saguntum esta influencia cartaginesa también se dejara notar en un poder político pro-cartaginés cada vez mayor, que convivía tranquilamente con el otro poder, ya visto, pro-romano.

El problema debió acrecentarse cuando el general Aníbal toma el mando del ejército, e impone una línea de dominio mucho más dura que sus antecesores, aplastando de inmediato cualquier tipo de sublevación.

Es, en ese momento, cuando comienza a haber problemas dentro de la ciudad de Arse-Saguntum. Problemas políticos graves entre los partidarios pro-cartagineses y los pro-romanos. Los partidarios pro-romanos toman el mando y ejecutan a sus adversarios, lo que provoca un conflicto todavía mayor con el resto de los edetanos.

Problemas internos de Arse-Saguntum

El conflicto interno de la ciudad de Arse-Saguntum es nombrado por Polibio:

"Aníbal, como joven que era, embargado de ardor guerrero, que había tenido éxito en sus empresas, y dispuesto desde hacía tiempo a la enemistad con los romanos, les acusaba ante sus embajadores, como si fuera él el encargado de velar por los saguntinos, de que, aprovechando una revuelta que había estallado en la ciudad hacía muy poco, habían efectuado un arbitraje para dirimir aquella turbulencia y habían mandado ejecutar injustamente a algunos prohombres. Dijo que no vería con indiferencia a los que habían sido traicionados. Pues era algo innato en los cartagineses no pasar por alto ninguna injusticia" Polibio (III,15,6-7)

Está claro que Aníbal no podía pasar por alto lo que había sucedido en Arse-Saguntum.

"Cuando los saguntinos se pelearon entre ellos, no se dirigieron a los cartagineses, a pesar de que los tenían muy cerca y disponían ya de los asuntos de Hispania, sino a los romanos, y gracias a ellos enderezaron su situación política" Polibio (III, 30,2)

Podemos ver en estos dos párrafos el conflicto interno de Arse-Saguntum, que" se pelearon entre ellos" y que piden ayuda a los romanos. Pero lo que no dice Polibio es qué parte de la ciudad de Arse- Saguntum pide ayuda a los romanos. Es evidentemente la parte pro-romana que venció en la pugna interna y que "mandó ejecutar a algunos prohombres" pro-cartagineses. Evidentemente Polibio intenta justificar la guerra por parte de los romanos y mostrar que toda la culpa fue de Aníbal que los odiaba.

El sitio de Arse - Saguntum (8 meses de asedio)

En el año 218 a.C. tras la ejecución, en Arse-Saguntum, de los edetanos partidarios de los cartagineses, Aníbal pone sitio a la ciudad. El potencial bélico cartaginés a las órdenes de Aníbal era enorme, pero la ciudad de Arse-Saguntum tenía unas defensas magníficas además de un gran número de guerreros dispuestos a defenderla.

Los saguntinos enviaron a Roma embajadores para pedir ayuda con vistas a una guerra inminente. Eran cónsules en Roma Publio Cornelio Escipión y Tiberio Sempronio Longo. Se acordó enviar embajadores con el fin de examinar la situación y en su caso comunicar a Aníbal que se abstuviese de tocar a los saguntinos, y que fuesen a áfrica a Cartago y presentasen las quejas sobre Aníbal. Pero antes de poder enviar a los embajadores llegó la noticia de que Saguntum, antes de lo que nadie esperaba, estaba siendo atacada.

Primer intento de paz

Cuenta Tito Livio que un ciudadano de los pro-romanos de Arse-Saguntum llamado Alcón se trasladó por la noche a presencia de Aníbal para negociar la rendición. Como las lágrimas no surtían efecto y se exigían unas condiciones muy duras decidió desistir, y dijo preferir no volver ya que aseguró que si volvía con unas condiciones tan duras perdería su vida. Una de las condiciones era que devolviesen todo lo incautado a los pro-cartagineses.

Segundo intento de paz

Aníbal envía un mensaje según Tito Livio:

"Hay alguna esperanza de paz a condición de que vosotros la aceptéis como vencidos, de la misma manera que Aníbal la propone como vencedor, y que no valoréis como un perjuicio lo que se pierde, puesto que todo pertenece al vencedor, sino como un regalo lo que se os deja. Os quita una ciudad que casi tiene tomada por completo, derruida en gran parte; os deja los campos, con la intención de asignaros un espacio para que en él edifiquéis una nueva ciudad. El oro y la plata tanto públicos como privados pide que le sean entregados en su totalidad; vuestras personas y las de vuestras mujeres e hijos las preserva de malos tratos si os avenís a salir de Arse-Saguntum con dos equipos de ropa cada uno"

Aníbal suspendió temporalmente el asedio a Saguntum para sofocar el levantamiento de Oretanos y Carpetanos, dos pueblos íberos que enfadados porque Aníbal reclutaba a sus ciudadanos para la guerra con demasiada dureza, habían retenido a los reclutadores. Pero desistieron de un levantamiento armado sorprendidos por la rápida reacción de Aníbal. Una vez resuelto el problema se volvió al asedio de Saguntum.

Según Apiano, Polibio y Tito Livio podemos contar el final del asedio como sigue:

"Perdida la esperanza los ciudadanos reunieron en el foro todo el oro y la plata tanto privado como público con la idea de destruirlo fundiéndolo junto con otros metales. Y se lanzaron a la guerra desesperada contra los cartagineses con la intención de morir luchando antes que de hambre".

Hay diferencias entre los historiadores sobre si los cartagineses consiguieron finalmente hacerse con algo de valor o no.

Inicio de la Segunda Guerra Púnica

Los romanos enviaron embajadores a Cartago con la orden de que reclamaran a los cartagineses la entrega de Aníbal como responsable de la violación de los tratados, a no ser que todos asumieran la responsabilidad, y de que si no se lo entregaban, declarasen de inmediato y públicamente la guerra. Los embajadores así lo hicieron y les anunciaron la guerra al no entregarles a Aníbal. Se dice que ocurrió de la siguiente manera:

"El embajador con una sonrisa les dijo, mostrándole el pliegue de la toga: Aquí os traigo, cartagineses, la paz y la guerra; tomad aquella que elijáis;. Ellos replicaron: Danos tú, mejor, la que tú quieras.Cuando él les ofreció la guerra, todos prorrumpieron en un grito unánime: "La aceptamos";

Si puedes aportar algo sobre la Edetania íbera o romana te ruego lo hagas a través de nuestro e-mail: info@albergueolocau.com, para de esta forma mejorar la página.